“Violencia feminicida será frenada y desterrada”.

En materia de atención a las mujeres víctimas de violencia, se emprenderá una política de estado, garantizó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al encabezar el Encuentro Nacional con los Centros de Refugio para las Mujeres.

Durante esta reunión se dialogó en torno a la necesidad de lograr un modelo nacional de seguridad y protección integral para las mujeres y sus hijas e hijos, acorde con las mejores prácticas nacionales e internacionales.

“El Estado mexicano tiene una deuda histórica con sus mujeres y con las familias. La violencia feminicida tiene que ser frenada en seco y desterrada de nuestro país de una vez por todas”, aseveró.

De acuerdo con un comunicado de Gobernación, la encargada de la política interior del país refrendó que la protección integral para las mujeres sería un concepto vacío si no pasara de manera obligada por la atención a mujeres víctimas y sobrevivientes de violencia feminicida, así como a sus hijas e hijos.

Además, la exministra de la Corte se refirió a la urgencia de atender temáticas como la violencia obstétrica o el embarazo infantil.

“Hay una serie de violencias institucionales, laborales, en todos los ámbitos donde nos encontramos, más aún en las familias, con las parejas”, dijo.

En el encuentro participaron servidoras públicas de las secretarias de Gobernación, Seguridad y Protección Ciudadana, Salud y de Bienestar, así como del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM), el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED), el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) y el Instituto Nacional de Desarrollo Social (INDESOL).

Compartir