Auxilia la SSPE a 26 indocumentados transportados en malas condiciones; 14 son menores de edad

Derivado de los trabajos de vigilancia que realizan policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, 26 centroamericanos indocumentados fueron rescatados, cuando eran transportados en hacinamiento por tres personas en igual número de vehículos.

Fue en recorridos de seguridad en el municipio de Tanquián de Escobedo, cuando los Policías Estatales detectaron tres vehículos que al notar la presencia policiaca, trataron de evadirse del lugar, realizando maniobras peligrosas, imprimiendo mayor velocidad y sin luces, por lo que les fue marcado el alto a las tres unidades.

Resultó que las unidades VW Transporter, tipo Van, color blanco; VW Sabeiro Cross, color naranja con negro, y una Suburban color blanca, todas con placas de Chiapas, transportaban a 26 personas, siendo estas 12 adultos; (nueve masculinos y tres femeninos) y 14 menores (diez niños y cuatro niñas), todos centroamericanos y sin poder demostrar su estancia legal en el país.

Además, eran transportados en condiciones de hacinamiento, sin alimento, agua ni ventilación adecuada, por lo que fueron auxiliados quienes se identificaron como: Y, cuatro años de Honduras, J, 11 años, Honduras; E,17 años, Honduras; C, 13 años, Honduras; D, 17 años, Honduras; B, un año, El Salvador; J, 15 años, Honduras; C, dos años, Honduras; B, seis años, Honduras; 10 años, Honduras; Y, nueve años, Honduras; R, 9 años, Honduras; W, 4 años, El Salvador; B, 16 años, Honduras; Ronaldo L., 25 años, Honduras; William R., 18 años, Guatemala; Catherine V, 24 años, El Salvador; Julio H., 28 años Honduras; Francis A, 31 años, Honduras; Norma L, 31 años, El Salvador; Gustavo M, 31 años, Honduras; Ismar C., 24 años, El Salvador; Santos Matamoros E, 50 años, Honduras; Emer H, 27 años, Guatemala; Santos M, 19 años, Honduras y Félix M, 35 años, Honduras.

Por su parte, los tres conductores de las unidades, identificados como Mario E. de 29 años; Pablo M. de 26 años, y Guillermo R. de 54 años, todos originarios de Veracruz, fueron puestos a disposición de las autoridades federales.

Los indocumentados fueron auxiliados con alimentos, agua y refugio, mientras eran puestos a disposición del Instituto Nacional de Migración para definir su estancia en el país.

Compartir