El extraño caso de la pequeña que no puede tener contacto con el agua

Ivy Angerman una pequeña padece de una extraña enfermedad, que no le permite estar en contacto con agua. La niña de apenas 18 meses no debe llorar, bañarse o transpirar, debido a que estas acciones le podrían generar daños a sus salud.

Ivy Angerman de Hastings, Minnesota, fue diagnosticada con un síndrome llamado urticaria acuagénica. Su madre Brittany Angerman, notó que algo raro le pasaba a su piel cuando estaba en contacto con el agua. De inmediato desarrollaba picazón en todo el cuerpo, una alergia que la sometía y la dañaba.

La urticaria acuagénica es una enfermedad extraña que no registra muchos casos. Esta afecta a los pacientes cuando entran en contacto con agua, cualquiera sea su forma o temperatura. De acuerdo con el Centro de Información de Enfermedades Raras y Genéticas de los Estados Unidos, cada ataque tiene una duración de entre 15 minutos y una hora, lo que equivale a una eternidad para tolerar.

Compartir